El Bypass Gástrico de Una sola Anastomosis (BAGUA)

El Bypass Gástrico de Una sola Anastomosis (BAGUA), un nuevo modelo de By-pass gástrico que presenta múltiples ventajas frente al By-pass gástrico en Y-de-Roux convencional, eliminando una gran parte de sus complicaciones habituales y proporcionando mejor calidad de vida y óptimos resultados ponderales a mediano y largo plazo. Con el By-pass de una sola Anastomosis eliminamos el “asa alimentaria” y por tanto suprimimos la segunda anastomosis de riesgo, sin necesidad de seccionar el intestino ni el mesenterio y por ello se minimizan en extremo la posibilidad de complicaciones graves. Desaparecen las hernias internas y las posibles complicaciones vinculadas a esta segunda anastomosis yeyuno-yeyunal, manteniendo el acceso endoscópico directo a la única anastomosis entre el estómago residual y el intestino. Igualmente el posible índice de fugas o fístulas es mucho menor debido a la mayor irrigación sanguínea del reservorio gástrico ya que ni el intestino ni el mesenterio se secciona, por lo que el aporte sanguíneo a la anastomosis es el máximo posible.

Nuestro modelo de Bypass de Una Anastomosis es más seguro en la pérdida de peso a largo plazo porque incorpora una mucho mayor malabsorción intestinal a expensas del asa bilio-pancreática, que es medida y ajustada individualmente para cada paciente en función de las necesidades del mismo, de su grado y modelo de obesidad, de sus comorbilidades, de la edad, y del riesgo cardio-vascular, con lo cual el grado de adelgazamiento es más intenso y mantenido en el tiempo. Un gran porcentaje de nuestros pacientes alcanzan el 100% de la pérdida de su sobrepeso o lo superan en los primeros años y lo mantienen muy bien en los controles a más de trece años de seguimiento, con una muy buena resolución o eliminación de las comorbilidades asociadas, sobre todo la Diabetes tipo II, la Hipertensión, la Apnea del sueño o el colesterol y los triglicéridos. El confort digestivo es muy bueno después de los primeros meses de adaptación intestinal y nuestros pacientes “comen de todo”, disfrutando de su vida personal, social o familiar y realizando una vida normal y saludable, libre de obesidad, de enfermedad, de patologías asociadas y de limitaciones para el resto de su vida.

Calcule su IMC

Rellena los datos:

¿Que es el bypass gástrico?

La operación más comúnmente realizada después de 34 años de experiencia acumulada. Ha sobrepasado la prueba del tiempo por su efectividad a largo plazo.

Utilizada en europa y actualmente desde hace 9 años muy usada en America, por sus buenos resultados y sobre todo en los beneficios que presentan ante las enfermedades relacionadas con la obesidad. La cirugía bariátrica de bypass se realiza porque, actualmente es el mejor tratamiento para lograr el adelgazamiento duradero en pacientes obesos, para quienes han fracasado los métodos no quirúrgicos de reducción de peso. Los candidatos en potencia para la cirugía bariátrica incluyen: las personas con un índice de Masa Corporal (IMC) superior a 40 los hombres que pesan 45 kilos (100 libras) más que su peso ideal o las mujeres que pesan 36 kilos (80libras) más que su peso ideal las personas con un IMC entre 35 y 40 que sufren de otra enfermedad relacionada con la obesidad como la diabetes tipo 2, la apnea del sueño o una cardiopatía.

¿En que consiste la cirugía de bypass gástrico?

Este tipo de cirugía, consiste en una modificación anatómica del sistema digestivo, para tratar de forma exitosa y definitiva la obesidad.

El objetivo de la cirugía de bypass gástrico es lograr que el paciente pueda comer una pequeña cantidad de alimentos y reducir la absorción de nutrientes. En síntesis, se trata de reducir el tamaño del estómago y, al mismo tiempo, el recorrido de los nutrientes a través del intestino, de modo que el organismo sólo pueda absorber una pequeña parte de ellos.

La intervención de bypass gástrico se realiza por vía laparoscópica, realizándose cinco incisiones a través de las cuales se introduce el material quirúrgico necesario. El primer paso consiste en seccionar el estómago en dos partes, habilitando una pequeña parte de la zona superior de modo que tenga una capacidad de unos 50 cc (en vez de los 1.000 cc habituales) para que el nuevo estómago pueda recibir los alimentos que se ingieren. Esto hace que el estómago se llene enseguida causando rápidamente la sensación de saciedad, por lo que la cantidad de alimentos que se puede ingerir en cada comida se reduce de forma drástica.

Acto seguido se sutura la parte sobrante del estomago, que no se elimina, sino que permanece en su sitio e incluso continuará produciendo jugos gástricos que seguirán su camino habitual para llegar al hígado y el páncreas. Pero por él no pasarán alimentos y, por tanto, tampoco nutrientes.

El siguiente paso es el que da nombre a esta técnica quirúrgica y consiste en hacer un bypass con un trozo de intestino delgado (duodeno), cuya longitud puede variar de un paciente a otro, de modo que un extremo se une a la parte inferior del pequeño reservorio resultante de seccionar el estómago, mientras que el otro se empalma directamente al intestino a una distancia que puede oscilar entre los 75 y los 200 cm, por debajo de la parte del estómago que se ha inhabilitado para el proceso digestivo (haciendo un puente).

De esta manera, los alimentos ingeridos tienen que recorrer una distancia menor una vez que han sido procesados por los jugos gástricos del pequeño estómago y no da tiempo a que el intestino delgado pueda absorber y metabolizar todos los nutrientes que contienen.

Finalmente, se colocan unos tubos de drenaje que permitirán a los médicos detectar rápidamente posibles fugas gastrointestinales.

La duración media de la intervención de bypass gástrico es de aproximadamente tres horas y al concluir el paciente pasa a cuidados intensivos, donde permanecerá un mínimo de 24 horas. Posteriormente, el paciente deberá permanecer ingresado unos días en el hospital, durante los cuales se le instruirá sobre el plan de alimentación y de ejercicio físico que deberá seguir una vez que reciba el alta.

 

¿Cuánto peso perderás después del Bypass Gástrico?

 

Varía de paciente con cada paciente. Los resultados dependen en gran parte del compromiso que existe en hacer las modificaciones necesarias en el estilo de vida y hábitos alimenticios. La pérdida de peso durante el primer mes después de cirugía es alrededor del 10 y 20% del exceso de tu peso (entre 8 a 16 kg). A los 3 meses, se pierde alrededor del 40% y en 6 meses alrededor del 60% del exceso de su peso. Después bajarán el resto. La mayoría de los pacientes pierden entre el 80 y el 85% del exceso de su peso durante el primer año y medio de cirugía.

¿QUÉ ES EL EXCESO DE PESO?

Es el peso en el que esta excedido. La formula es la siguiente:

Exceso de peso: peso real – peso ideal

Por ejemplo, si tu peso actual es de 115 kg y tu peso ideal es de 80 kg, quiere decir que tu exceso de peso es de 35 kg (115-80=35). Con el bypass perderás durante el primer año a año y medio aproximadamente el 85% de tu exceso de peso, esto quiere decir 30 kg (85% de 35 es 30) llegando a un peso de 85 kg. En este ejemplo, a solo 5 kg de tu peso ideal. La mayoría de los pacientes se mantienen con la pérdida del 85% de su peso ideal por varios años, otros bajan aún mas hasta perder TODO su exceso de peso y un 10% de los pacientes después de varios años (3 a 9 años) después de la cirugía no lográn cambiar sus hábitos e inician un aumento de peso progresivo.

Si sigues las indicaciones habitualmente estarás perdiendo, después del segundo mes de la cirugía, entre 2 a 5 kg por mes durante el primer año. En el segundo año, perderás peso más lentamente o lo mantendrás estable. Lo mas importantes es que LA INMENSA MAYORÍA de los pacientes pierden lo suficiente como para cambiar de manera sustancial su estilo y calidad de vida, recuperar la salud y volver a realizar actividades que ya no realizabas. Recuerda que no estas solo y siempre cuentas con nuestro apoyo. No bases tu éxito solo en el peso, debes fijarte también en otros logros (usar ropa que no usabas antes, realizar alguna actividad que no podías, mayor rendimiento en tu trabajo, menor cansancio, dejar de usar esas pastillas que usabas para la presión o diabetes, entre otras muchas, mejor control en tus porciones de alimentos, mejor ejemplo para tus hijos y familia para adoptar un estilo de vida saludable, entre otros).

 

¿ES POSIBLE QUE DESPUÉS DEL PROCEDIMIENTO YO NO PIERDA PESO?

Sería algo muy raro. La buena noticia es que es excepcional que algún paciente sometido a BYPASS GÁSTRICO no pierda mas del 60-70% de su exceso de peso.

 

Testimonios de bypass

CÉNIT Professional Center

Consultorio 712 7°piso.
Calle15#501 x 18 y 22 Fracc. ALtabrisa

Email

drvazquezobesidad@hotmail.com

Teléfono

(999) 429 9911

Celular

9991 27 3164

Consultorio 712