¿Quién debe someterse al tratamiento quirúrgico?
En la actualidad se acepta universalmente que todos aquellos pacientes que posean un IMC igual o superior a 40 y sus tratamientos dietéticos hayan fracasado, no tienen otra solución que ponerse en manos de un Cirujano experto en Cirugía de la Obesidad.
Igualmente, todos aquellos pacientes con un IMC igual o superior a 35, con co-morbilidades asociadas y fracasos en sus tratamientos médicos, deben acudir o consultar con un Cirujano Bariátrico para su estudio y tratamiento.

Asímismo, en determinadas condiciones y fracasos múltiples en tratamientos médicos controlados, en los que ya comienzan a aparecer co-morbilidades, con un IMC entre 32 y 35, pudieran también ser candidatos a Cirugía de la Obesidad.

Finalmente, aquellos pacientes portadores de Diabetes tipo II, Hipertrigliceridemia severa u otras Enfermedades metabólicas graves, pueden ser candidatos a Cirugía bariátrica y beneficiarse extraordinariamente de ella resolviendo esos graves problemas de salud y de vida, aún teniendo un IMC por debajo de 30.

Calcule su IMC

Rellena los datos: